República Bolivariana de FLORIDA

REPUBLICA BOLIVARIANA DE FLORIDA
Por: Jorge Mier Hoffman

La creación de la República de La Florida por parte del Libertador Simón Bolívar fue un tema de debate que exacerbó las pasiones en las Academias de Historia, que negaron las investigaciones llevadas a cabo por el bolivarianólogo Jorge Mier Hoffman. Sin embargo, a mediados del año 2013 la Universidad de Georgia publicó el resultado de sus investigaciones, determinando que era cierto lo dicho por Jorge Mier Hoffman en su Libro La Carta “que cambiará la historia”, cual puede verificado en Wikipedia pulsando el siguiente Link:

arrow20down

PULSAR para ver la República de La Florida en Wikipedia

La meca de los hispanos con el tá barato dame dos, la capital de Micky Mouse, el país de Disney, de los exilados cubanos, de los corruptos latinoamericanos, de los ricos de la farándula, de los magnates multimillonarios, y de la ancianidad que busca el reposo y el calor tropical, y que hoy se jactan de llamarse maiameros, ayer se llamaron bolivarianos, puesto que la Florida por 6 meses fue territorio Bolivariano, al ser una nación independizada y creada por Simón Bolívar

…y aunque les suene bochornoso a los jactanciosos maiameros, aquí una primicia para el Clan Bush que resultará incomprensible para tantos hispanoamericanos residenciados en Miami, y que resulta increíble para los espectadores de la historia,: Norteamérica, la gran potencia del Norte con sus intachables victorias militares logradas por George Washington, la que expulsó al imperio británico, la que se declaraba insalvable enemiga del Libertador en su anti natura alianza con España, y siempre fiel a su visión imperialista en su genética anglosajona para avasallar a sus vecinos americanos, vivió en carne propia la fuerza arrolladora de la Revolución Bolivariana y la genialidad de su Libertador, Simón Bolívar, cuando una avanzada militar del ejército venezolano, sorprende a las fuerzas militares estadounidense acantonadas en la Florida, hasta ocupar los territorios de esa parte de la nación del Norte… y luego, en un gesto de arrogancia infinita y heroicidad solapada por algunos historiadores, la expedición venezolana cautiva al pueblo con un mensaje de su máximo líder, Simón Bolívar, al momento en que declaran la independencia de la estratégica región peninsular, para dar nacimiento a una nueva nación libre e independiente:

LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE FLORIDA..!

 “La América del Norte, siguiendo su conducta aritmética de negocios, aprovechará la ocasión de hacerse de las Floridas, de nuestra amistad y de un gran dominio de comercio”
Simón Bolívar
AL SEÑOR DON GUILLERMO WHITE
San Cristóbal, 1° de mayo de 1820

FLORIDA ha pasado a la historia, como es el primer ejemplo de la política de limpieza étnica que caracterizó la política expansionista de Estados Unidos desde el siglo XIX

Con una superficie de 170.305 km², el Estado de Florida es una gran península que se extiende unos 645 km entre el océano Atlántico, al este, y el golfo de México al oeste. Limita al norte con Alabama y Georgia, al este con el océano Atlántico, al sur con el estrecho que lo separa de Cuba, y al oeste con el golfo de México y Alabama… Sin embargo, este estado número 27 de la confederación estadounidense desde 1845, que ha constituido la meca del sueño americano y de muchos corruptos latinoamericanos, no siempre perteneció a los Estados Unidos, y por 6 meses fue territorio Bolivariano, cuando Florida declaró su independencia, gracias a la gesta heroica de Simón Bolívar y una avanzada de su ejército libertador que instauró una República independiente.

ESTA ES LA HISTORIA

En la isla de Cuba, los arahuacos narraban la fabulosa historia de unas aguas mágicas y milagrosas que curaban todas las enfermedades, devolvían la juventud y daban inmortalidad para quienes se sumergieran en ellas; tal cual referían los episodios mitológicos de los Griegos, cuando Aquiles adquirió la inmortalidad al bañarse en la aguas de la Eterna Juventud… Los españoles inspirados en esos relatos indígenas, se aventuraron a navegar por los traicioneros cayos y arrecifes que, como una barrera protectora natural de filosas piedras y corales, destruían las embarcaciones que osaran cruzarlos.

El Jardín de las Delicias es la obra cumbre del pintor holandés El Bosco, incluida en la exposición permanente del Museo del Prado de Madrid. Está realizado en óleo sobre tabla, y sus medidas son de 206 x 386 cm. Data del año 1503 y es un tríptico compuesto por una tabla central y dos laterales

El explorador español Juan Ponce de León oyó sobre la fuente de la juventud de los nativos de Puerto Rico cuando conquistó la isla. Insatisfecho con su riqueza material, en 1513 emprendió una expedición para localizar el milagroso lugar que se describía como un manantial de aguas milagrosas que curaba las enfermedades y alargaba la vida con sólo sumergirse en las aguas de la longevidad…

…y en ese deseo obtener la Vida Eterna y el de permanecer siempre joven que ha atormentado a la humanidad desde el momento en que el hombre descubre que se es mortal, el español llegó a las costa de Florida con su carga de destrucción, muerte y desolación, que nos recuerda la macabra historia de la condesa Isabel Bathory, de la nobleza rumana, que creó su propia “Fuente de la Juventud”, pero no con aguas milagrosas sino con sangre..! y para lograr su extraño elixir, se bañaba en la sangre de jóvenes virgen que hacía desangrar hasta llenar su bañera.

 

Durante años fueron desapareciendo las jóvenes del pueblo y  de aquellas que eran contratadas para trabajar en el Castillo de la condesa, hecho que obligó a las autoridades a investigar las denuncias, cuando la noche del 30 de diciembre de 1610, el conde de Cyorgy Tharzo, primo de la condesa y al mando de un destacamento de soldados, descubre horrorizado el cadáver de una muchacha recientemente desangrada, y otras aún con vida pero que sus cuerpos mostraban las cicatrices de punciones que tenía por objeto saciar los instintos macabros de la enfermiza mujer. Bajo el Castillo y en sus alrededores se desenterraron más de 700 cadáveres que evidenciaban el horror que vivió el pueblo durante 8 años. La condesa fue sentenciada al peor de los tormentos, ya que fue encerrada en vida en su propia habitación, pero no con las comodidades de su lujosa alcoba, sino que fue colocada en un pequeño nicho y sellada con bloques hasta dejar un pequeño agujero por donde se le introducían los alimentos, hasta que se consumiera en sus propios excrementos luego de cuatro largos años de suplicio.

En cuanto a la historia de la “Fuente de la Juventud” y las desventuras de Juan Ponce de León, aparece reseñada en 1575 en la “Memoria” de Hernando de Escalante Fontaneda. Éste personaje había pasado 17 años como cautivo de los indios tras naufragar en Florida de niño.

En su “Memoria”, Escalante habla sobre las aguas curativas de un río perdido que él llama “Jordán” y sobre las desventuras de Ponce de León buscándolas entre los everglades y los pantanos sembrados de alimañas y cocodrilos que circundan la Florida

Los cronistas españoles afirmaban, que los nativos hacían visitas regulares a la mágica fuente… “Un frágil anciano se volvía tan completamente restaurado que podía reanudar; todos los ejercicios del hombre: tomar una nueva esposa y engendrar más hijos. Decían que los españoles habían examinado sin éxito cada: río, arroyo, laguna o estanque, de la costa de Florida, buscando la legendaria fuente que aseguraban allí se encontraban, porque habían suficientes relatos de los nativos”

Luego de Juan Ponce de León llegaron las expediciones de Pánfilo de Narváez, en 1528, y de Hernando de Soto, en 1539, quienes constataron que La Florida era una península y no una gran isla como pensaban sus antecesores exploradores

Pero Narváez tuvo un final violento a manos de los nativos de México, como fue verificado por el arqueólogo Enrique Martínez, coordinador del equipo científico que trabajaba en la zona arqueológica de Tlaxcala, donde halló los restos de una caravana de la época de la conquista, año 1520. Se trata de la caravana de Pánfilo de Narváez, formada por 550 personas, entre españoles, indígenas, negros, mulatos y mestizos, que cayó en manos de guerreros del reino de Texcoco, pueblo aliado de los aztecas. Muchos de los hombres, mujeres y niños cautivos terminaron sacrificados en rituales. En esta ocasión los sacrificios se llevaron a cabo como acto de venganza tras el asesinato de su rey Cacamatzin a manos de Cortés, respetando siempre las festividades del calendario sagrado… La importancia del tal descubrimiento, es por ser la primera evidencia de la resistencia del pueblo mexica frente a los conquistadores, y la crueldad conque eran tratados los enemigos, ya que los huesos muestran señales de cocción.

En 1562, Jean Ribaut dirigió un grupo de cristianos a Florida para reclamar el nuevo territorio en nombre de Francia; pero fue capturado tres años después y ejecutado en Fort Caroline por las fuerzas españolas al mando de Pedro Menéndez de Avilés, quien para asegurar la posesión territorial, fundó en San Agustín la colonia más antigua de los Estados Unidos, y por lo tanto, fue la primera ciudad colonial de lo que sería el vasto imperio estadounidense con su enclave estratégico en Pensacola, para asegurar el tráfico marítimo por el Golfo de México… A partir de ese momento, la hispanidad llegó a las costas de Florida, donde el castellano constituyó la lengua por excelencia que aprendían los nativos timucuas y seminolas, junto con el catecismo en su adoctrinamiento católico.

Pero mantener el dominio de esa estratégica porción de tierra no fue nada sencillo para los españoles

Llegó la llamada “Guerra de los Siete Años”, serie de conflictos internacionales que se produjeron entre 1756 y 1763, con el objetivo de conseguir el control sobre Silesia y la supremacía colonial en América del Norte y en la India, donde participaron las principales potencias europeas: Prusia, Gran Bretaña y Hannover, por un lado; mientras que por el otro, Austria, Sajonia, Francia, Rusia, Suecia y España… y al final de la guerra, España tuvo que ceder la Florida a Gran Bretaña, a consecuencia de la derrota de los franceses en esa nación del Norte… y a pesar de la independencia de los Estados Unidos (1776-1783), Florida continuó en poder de los británicos; razón por la cual, los estadounidenses y sus eternos aliados, los españoles, planifican la toma de ese territorio peninsular estratégicamente indispensable para la navegación por el Caribe y las ambiciones imperialistas de los Norteamericanos.

FRANCISCO DE MIRANDA
EN LA INVASION DE FLORIDA

El 8 de mayo de 1781 la ciudad de Pensacola se rindió ante las fuerzas españolas que comandaba el General Bernardo Gálvez, Gobernador de Luisiana, donde destaca la participación del oficial venezolano Francisco de Miranda

Pensacola era un puerto en el extremo occidental de Florida, fundada en 1696, cuando los españoles de Veracruz extendieron su conquista hacia el Norte… Tomarla por asalto, es el plan que llevan a cabo norteamericanos y españoles… Por parte de los españoles, una primera expedición partió el 28 de febrero al mando del General Bernardo Gálvez, y una segunda expedición de 22 barcos el 10 de abril, que partió también de La Habana, al mando del General Juan Manuel Cagigal con 89 oficiales y 1.617 soldados de tropa.

Miranda militaba en el ejército español desde 1772, y con Cagigal que llegó a Cuba en calidad de ayudante; de inmediato, se pusieron a las órdenes de las autoridades estadounidenses en sus planes de desplazar a los ingleses

Una vez que las tropas españolas desembarcaron, acto seguido se dieron a la tarea de construir trincheras y demarcar el campamento, para atacar la ciudad resguardada por el Fuerte George con 1.200 efectivos ingleses y 69 piezas de artillería al mando del General John Cambell.

Las fuerzas españolas quedaron constituidas así: 7.300 hombres de infantería, 500 artilleros, 300 nativos y 14.900 marineros, para un total de 23.000 hombres y 96 piezas de artillería.

Fue una batalla encarnizada de ambos lados, donde el fuego cruzado de artillería hacia estrago en la humanidad de los hombres envueltos en la ferocidad del combate

El arrojo y el brillo militar que desbordó Miranda en el asalto a Pensacola, le valió el ascenso a Teniente Coronel concedido por su superior el General Cagigal… y el 8 de mayo, una bandera blanca se deja ver desde el fuerte George… Son los ingleses que se rinden para firmar la Capitulación, con lo cual España toma posesión de Pensacola.

Pero los planes del imperio estadounidense ya se gestaban en el recinto del Congreso

El 11 de abril de 1803, el Congreso de los Estados Unidos aprueba la negociación con Francia para la compra, por 15 millones de dólares, de 2.100.000 km2, que comprendía los actuales estados de Arkansas, Missouri, Iowa, la zona de Minnesota al este del río Mississippi, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska, Oklahoma, la mayor parte de Kansas, Wyoming, el territorio de Colorado al este de las montañas Rocosas y el de Luisiana al este del río Mississippi, con la ciudad de Nueva Orleáns… Cerrada la negociación que duplicó su extensión territorial, y siete años después, en 1810, los Estados Unidos amenazan con apropiarse de la Florida occidental, por considerarla como parte de la compra de Luisiana… y con esta actitud irreverente al derecho de tierra que tienen los nativos, los norteamericanos mostraban sus intenciones de anexionarse el resto de la península.

Para el momento en que Bolívar viajaba de Bogotá a Santa Marta, Andrew Jackson ocupaba la presidencia de Estados Unidos de Norteamérica. Jackson fue el séptimo presidente de su país. Su fama, ser un asesino de indios, y el de convertirse en un presidente enemigo del indigenismo en su política expansionista para impulsar la creación de la gran nación americana, expulsando a los indígenas asentados en sus terrenos ancestrales, y creando las “Reservas Indígenas” para enclaustrar a los genuinos habitantes de la nación del Norte.

¡Andrew Jackson declaró a Simón Bolívar un enemigo a muerte!

La obsesión del presidente de los Estados Unidos surgió 13 años antes, cuando Bolívar desde Angostura, dirigió las acciones militares para invadir la península de La Florida que estaba en poder de los españoles, en su objetivo de lograr su independencia, y, con esta acción militar, el nacimiento de la República de La Florida. Si era un acto de justicia, en el marco de la legislación internacional vigente para la época, luchar por la emancipación de los pueblos sometidos a la colonización española como Venezuela, Nueva Granada, Quito, Guayaquil, Buenos Aires, Chile, Alto Perú, y demás regiones del continente americano, controlados por los virreinatos instalados por la Corte de los reyes de España, entonces, también era legal expulsar a los españoles acantonados en la península de La Florida.

Los antecedentes expansionistas de los Estados Unidos se remontan al 11 de abril de 1803, cuando el Congreso aprueba la negociación con Francia para la compra, por 15 millones de dólares, de 2.100.000 km2 de territorios, que comprenden los actuales estados de Arkansas, Missouri, Iowa, Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska, Oklahoma, la mayor parte de Kansas, Wyoming, el territorio de Colorado al este de las montañas Rocosas y el de Luisiana al este del río Mississippi con la ciudad de Nueva Orleáns y sus asentamientos de esclavos negros traídos del África. Cerrada la negociación que duplicó la extensión territorial, siete años después, en 1810, Estados Unidos amenaza con apropiarse de La Florida, por considerarla como parte de la compra de Luisiana que hicieron a Napoleón Bonaparte.

La voracidad expansionista de Estados Unidos fue advertida por el Virrey de México, Francisco Venegas, en carta del 1° de abril de 1812:

«Cada día se van desarrollando más y más las ideas ambiciosas. Este gobierno se ha propuesto nada menos que fijar sus límites en la embocadura del río Bravo en el grado 31 y desde allí tirando en línea recta hasta el mar Pacífico, tomándose por consiguiente las provincias de Tejas, Nuevo México, Santander, Coahuila, y parte de nueva Vizcaya y La Sonora. Parecería un delirio este proyecto, pero existe y se ha levantado un plan por orden del gobierno, incluida la isla de Cuba como una pertenencia natural de esta República»

Ante la amenaza de Estados Unidos de apropiarse de La Florida, y su peligrosa alianza con España, nación europea que mantenía una guerra en el resto del continente, Simón Bolívar se plantea la necesidad de lograr la independencia de La Florida como clamaban sus habitantes, envueltos en una guerra fratricida entre nativos seminolas y colonos ingleses, franceses, españoles y estadounidenses; además, para el Libertador, liberar la región del dominio español-estadounidense, significaba una estrategia para cortar el paso de barcos enemigos que, desde los puertos de Boston llevaban armamentos y municiones a los realistas acantonados en las riberas del Orinoco, puesto que la ruta la hacían por el estrecho marítimo que separa La Florida con la isla de Cuba que estaban también en poder de España.

¡La península de La Florida era una ambición territorial para James Monroe y una nación estratégica para Simón Bolívar!

AÑO DE 1817

El año de 1817 se inicia con la mayor parte del Nuevo Mundo bajo el dominio de España, particularmente la casi totalidad de los territorios situados en medio de los trópicos, con una alianza promiscua entre España y los Estados Unidos de Norteamérica con dos presidentes: James Madison que finaliza su período el 3 de marzo y James Monroe que se estrenaba en la presidencia, con Andrew Jackson, el asesino de indios, como el general más sobresaliente de su ejército.

Desde Madrid se observaba cómo aquellos movimientos surgidos de manera violenta surgían en Sudamérica, se disipaban al igual que los síntomas de una fiebre tropical, con un dominio absoluto de las tropas realistas. El rey Fernando VII, protegido de la iglesia católica, llevaba el cetro por la gracia del Todopoderoso dado por el Papa, sobre los reinos de los dos mundos, y su mayor preocupación era Simón Bolívar con sus ideales de independencia que se regaban como pólvora… 1817 es también un año crucial en la lucha emancipadora del Nuevo Mundo, con el acontecer de dos incidentes reveladores: Estados Unidos proclama su neutralidad cómplice a favor de España en relación con el conflicto independentista de las colonias hispanoamericanas, lo que significaba una traición y una bofetada a la emancipación americana; y por otra parte, Simón Bolívar lideriza un ideal de independencia que encuentra resonancia y solidaridad en todos los rincones del continente, cuando se plantea la independencia de La Florida bajo el yugo del rey de España Fernando VII, lo cual era legítimamente viable, puesto que la emancipación de las colonias españolas era lo que se sucedía en todo el Continente… Habían transcurrido apenas 37 años desde la guerra de independencia de Estados Unidos en 1780, cuando sus trece colonias se integran en un Estado Confederado, cuyo número subió súbitamente con la compra de Luisiana a los franceses catorce años atrás… Con esta acción ilegítima de su territorialidad, producto de una transacción comercial que desvirtúa los principios territoriales de la “autodeterminación de los Pueblos”, y más grave aún, por tratarse de territorios que ancestralmente pertenecían a tribus americanas, Norteamérica se perfilaba ya como una potencia imperialista que avasallaría las incipientes naciones en disputa territorial… ya lo advertía el Libertador:

«Un espíritu profético me acerca a males remotos e inciertos; yo los saboreo en la amargura de un hijo que mira destrozar el seno de su propia madre, y la criatura de sus entrañas»

Bolívar, un hombre de una visión excepcional para vislumbrar con asombrosa claridad el teatro de operaciones, agudiza su intención de controlar la zona de tránsito marino que lleva a los principales puertos de Estados Unidos, desde donde salen y entran barcos con pertrechos y municiones para los españoles que combaten en el Continente ¡pero además! La Florida constituye un punto estratégico fundamental para los futuros planes del Libertador para liberar Cuba, las Bahamas, Puerto Rico, Guatemala, Nicaragua, Panamá; y brindar apoyo en la independencia de México, siempre y cuando lograra bloquear al gobierno traidor de Estados Unidos, que colaboraba abiertamente a favor de España en el suministro de pertrechos para la guerra en el Continente, puesto que fueron sus aliados en contra de los ingleses durante la independencia de Norteamérica… Por ello Bolívar escribió:

«Estados Unidos es una aliado incondicional del imperio español, y un espectador sigiloso que espera el momento preciso para obtener la mejor parte de esta guerra de independencia»

No existía tal neutralidad estadounidense como falsamente vociferó ante el Congreso su presidente James Monroe (1817-1825); sino todo lo contrario. El gobierno de Estados Unidos apoyaba descaradamente al ejército español; por lo tanto, liberar a La Florida de los planes de invasión del imperio del Norte era una acción estratégica para Simón Bolívar, tomando en cuenta que la península controlaba el paso de embarcaciones marítimas. La Florida era un puerto clave para abastecimientos de tropas, controlaba el acceso al Caribe y el pueblo en su idiosincrasia hispano-caribeña, era contrario a la cultura anglosajona de ese “monstruo del norte” como despectivamente Bolívar vociferaba… Luego de mucho meditar, Bolívar organiza la expedición libertadora con 150 hombres que tendrá como misión enfrentar al imperio del norte que contaba con el apoyo militar de los españoles acantonados en Cuba, a pocas millas de las costas… y con esta acción decidida por independizar la Península nace la “República de La Florida”.

Bolívar delegó en el general Gregorio Mac Gregor el éxito de la misión libertadora, aprovechando que éste se encontraba en suelo estadounidense:

¿Pero quién era este Oficial de confianza del Libertador?

Nativo de Edimburgo, Escocia, Mac Gregor llega a Venezuela en 1811 con el grado de Coronel, y ya para el año de 1812 se desempeñaba como ayudante del general Francisco de Miranda, comandante de caballería y brigadier. En el terremoto que sacude a Venezuela el 26 de marzo de 1812 pierde todas sus pertenencias, pero demuestra una valentía sobresaliente ayudando a las víctimas del sismo, lo que le hizo ganar la confianza de Bolívar y fraternizar con su familia, donde conoce a una prima de Bolívar de nombre Josefa Antonia Lovera, a quien hace su esposa. Luego de la pérdida de la Primera República en 1812, Mac Gregor tuvo que escapar a Curazao, uniéndose al Libertador que también se encontraba en esa isla. Luego ambos se trasladan a Cartagena para continuar la lucha armada. Cae la Segunda República y Bolívar se exila en Jamaica y luego a Haití, cuando en el año de 1816 Mac Gregor se une a Bolívar en la Expedición de Los Cayos, pero antes había tenido que evacuar Cartagena cuando es atacada por el español Pablo Morillo que invade con una fuerza de 15.000 veteranos de las guerras napoleónicas, donde conocerá a un personaje de nombre Luis Aury, que será determinante en el auxilio de los patriotas que huían de Cartagena. Aury será factor determinante en la creación de la República de La Florida. Acompañando la Expedición de los Cayos, Mac Gregor desembarca en Ocumare de la Costa; y ante el estruendoso fracaso, el escocés se retira junto con algunos sobrevivientes hasta los llanos orientales, para unirse a las tropas de Zaraza y Monagas que mantenían ondeantes la bandera de la libertad. En dos meses realiza la proeza de recorrer 150 leguas, y a su paso, derrota a los españoles en varias acciones: Onoto, San Sebastián, Casa Fuerte de Chaguaramas, Quebrada Honda, Alacrán y Barcelona, demostrando gran pericia en la guerra de guerrillas. Mac Gregor participa en la batalla del Juncal donde Piar derrota a los españoles, y obtiene el rango de General de División y la Orden de los Libertadores. Es por este heroísmo demostrado durante la guerra, que Bolívar confía en el escocés la independencia de La Florida.

Pero esta acción suicida de infiltrar el poder militar acantonado en La Florida con su poder naval desde Cuba, y resguardado por el poder militar estadounidense, requería más que de un desembarco naval y una acción por tierra. Se requería de un bloqueo marítimo capaz de frenar la contraofensiva enemiga; es por ello, que el Libertador se apoya para esta acción naval en Louis Michel Aury, mejor conocido como Luis Aury, un héroe de muchas aventuras del Caribe, pero que ha sufrido la inquisición de los historiadores ortodoxos y de los mercenarios de la historia, quienes no sólo han ocultado su obra libertadora, sino que lo califican de pirata, bandolero y ladrón de los mares. Si bien es cierto que Bolívar había tenido sus desavenencias con este singular personaje cuando se organizaba en Haití la expedición libertadora desde Los Cayos de San Luis, su aporte naval era indispensable para la ocasión. El 13 de octubre de 1818, desde Angostura, Bolívar envía Carta al general Manuel Sedeño, Gobernador y Comandante General de Guayana:

«Ha llegado a Margarita el bergantín de guerra “Imogen” procedente de Hamburgo, con 4.000 fusiles, pólvora, plomo, vestuarios y otros elementos de guerra que importan 170.000 pesos, todo por cuenta de nuestro gobierno, negociado por nuestro agente en Londres. Así nuestra escuadra se aumentará con este buque de 18 cañones, y con los de los comandantes Luis Aury y Joly, que están también en Margarita y han hecho multitud de presas en estos días a los españoles. El general Renovales ha llegado a San Tomas con 400 hombres y debe estar ya en Margarita»

Los planes de Bolívar eran inconmensurables en la escala militar de los valores heroicos que se le puedan atribuir al más sobresaliente estratega militar, no sólo por su genialidad para conducir las batallas, sino por contar con hombres y mujeres de una talla patriótica excepcional, como acertadamente decía un cronista de Angostura:

«La independencia de América constituyó una gesta emancipadora de tal magnitud, que los héroes tallados en esa epopeya, adquirieron tal renombre mundial que, sin quererlo, opacaron a descollantes figuras que en cualquier otra época hubieran destacado como importantes héroes militares»

Lo mismo podemos decir de las grandes batallas en tierra firme, que restan importancia a la lucha del mar, cuyos corsarios se convirtieron en factor determinante en la independencia. El control del Caribe fue determinante para España e Inglaterra para extender sus dominios territoriales en el Nuevo Mundo, gracias a los corsarios que asaltaban los barcos cargados de provisiones y riquezas. No en vano algunos historiadores calculan que de no haberse dado batallas cruciales como la del lago de Maracaibo, las bocas del Orinoco, los Frailes o la Bahía de Cartagena, la independencia se hubiera atrasado en no menos de 50 años, o quizás no se habría dado, tal cual la conocemos hoy. Uno de esos héroes navales a quien las injusticias han pretendido borrar de esas páginas gloriosas es el francés Luis Aury*, quien entró al servicio de la marina Francesa en 1802, abandonó París y las comodidades de su familia, para participar en la independencia de América y constituirse en uno de los más grandes héroes navales del Caribe, conmocionando el poderío naval español y cambiando las fronteras desde México hasta Buenos Aires.

El historiador argentino Carlos Ferro describe al corsario Luis Aury como un excelso personaje que sufrió la negación de los historiadores, porque así lo dictaminó el imperio que fue vejado por Aury en sus pretensiones de dominio, pero con una trayectoria impresionante: Marino francés ignorado en Francia, Brigadier General de la revolución Mexicana pero desconocido en México; uno de los libertadores de La Florida subestimado en esa tierra de sus hazañas; General en Jefe de una escuadrilla Argentina de la que nunca oyeron hablar los Argentinos, un Capitán de navío de Venezuela del que no habla el Diccionario de los Próceres; Comodoro de la República de Cartagena, uno de los libertadores de la Nueva Granada y Proclamador de la independencia de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, negado por los Colombianos, libertador de Galveston y gobernador de Texas desconocido por texanos y mexicanos, héroe de la libertad de Honduras, Nicaragua y Guatemala proyectando liberar Panamá bajo órdenes de San Martín, sin una página en la historia oficial de la antigua República Federal Centroamericana. Fue además un Corsario de Argentina, cuyas hazañas llegaron conocer los sagrados oídos de Fernando VII. El famoso geógrafo Agustín Codazzi, lo describe como hombre de estatura mediana y cabello liso partido por la mitad, bondadoso de corazón y de noble y elevada inteligencia.

La apasionante historia Americana de este hombre empieza cuando su barco de la marina francesa, encontrándose anclado en Luisiana, se ve afectado por el desencanto que había producido la coronación del Napoleón Bonaparte, y Aury como muchos otros franceses, desertaron por ese acto que consideraban una traición a las ideas libertarias de la Revolución Francesa. Después de pasar cuatro años como marino mercante, logra ahorrar lo suficiente para comprar un barco, y convertido en corsario, pone al servicio las ideas revolucionarias Europeas. Cabe señalar, que los corsarios eran marinos profesionales que actuaban sólo en la guerra entre naciones y bajo la llamada “Patente de Corso” extendida por uno de los países en conflicto, saqueaban los barcos que, en este caso, llevaban las riquezas de América a España y viceversa; y con lo obtenido, financiaban el Estado que los avalaba y obtenían de éste negocio un reconocimiento económico previamente pactado. De esta forma los corsarios actuaban como marina de guerra, enfrentando navíos militares, cuando las circunstancias lo exigían, o como tropas de asalto en tierra, si ello era necesario. Los corsarios se diferenciaban de los piratas que sólo buscaban lucro personal y que saqueaban barcos de cualquier nacionalidad. Por esta razón, las nacientes repúblicas americanas armaron corsarios.

Luis Aury con frecuencia se refería a sí mismo como el “Pirata Francés” para desafiar aún más los prejuicios en su contra, a pesar de haber recibido títulos de Capitán de Navío, Comodoro, Almirante, General en jefe, Gobernador y Jefe civil y militar, entre otros títulos que le otorgó sus acciones en mar; por lo cual no puede ser calificado de un “pirata” como lo han catalogado los historiadores ortodoxos, y en especial en Estados Unidos, puesto que estos bandoleros del mar sufrían la pena de la horca y su cuerpo en descomposición se exponía a la entrada de los puertos del Caribe para amedrentar a otros bandoleros, con la clásica representación de una bandera negra con una calavera colocada entre huesos entrecruzados.

Acusado por el gobierno norteamericano de violar las leyes de neutralidad, por la ayuda que brindaba al ejército patriota en Venezuela, Luis Aury buscó nuevos horizontes

Pedro Gual lo anima a prestar sus servicios a los patriotas, y ambos se dirigen en junio de 1813 a Cartagena, donde Aury recibió del gobierno su primera comisión de Teniente de Navío. En poco tiempo dirige una flotilla de goletas corsarias que derrotan en varias ocasiones a la marina española. Una de sus memorables hazañas fue romper, en diciembre de 1815, el bloqueo naval que Pablo Morillo puso a Cartagena, logrando salvar con 6 goletas a la mayor parte de los defensores de la ciudad quienes emigraron a Haití. En esa oportunidad su barco ondeando el tricolor bolivariano. Zarpó de North Carolina con la misión de atacar los barcos españoles en el Caribe, presentándose al frente de la plaza de Cartagena cuando Pablo Morillo iniciaba el famoso sitio de la ciudad. Es acogido como la primera figura de la naciente marina de Colombia, y como tal fue investido por el Gobierno de Cartagena. A partir de ese momento ya no sería un pirata sino un corsario de la armada republicana. De Cartagena, Luis Aury se dirige a Los Cayos de San Luis en Haití, para encontrarse con Simón Bolívar, donde fue protagonista de un altercado con el Libertador, al apoyar a Mariano Montilla junto a otros oficiales que se oponían a la designación de Bolívar como Jefe Supremo de la Expedición que se organizaba para invadir a Venezuela. Pero gracias al curazoleño Luis Brión y el Presidente Alexander Petión, que intervinieron a favor del héroe venezolano, se logró el consenso para designar a Bolívar como Jefe de la Expedición, por lo que Luis Aury, Francisco Bermúdez y Mariano Montilla se quedaron en la isla y no participaron en la invasión a Venezuela, para lo cual Luis Brión es ascendido a Almirante… Una vez iniciada la expedición, Mariano Montilla se retirará hacia los Estados Unidos y Luis Aury se irá a México, para acompañar a Francisco Javier Mina en la desgraciada invasión de las costas de México en mayo de 1816.

Luis Aury acepta la invitación de Mac Gregor para unirse en los planes de liberación de La Florida

La primera acción militar se inició por Amelia, localidad española próxima a la península de La Florida frente a la isla de Cuba. Luego de esa acción relámpago que sorprendió a las guarniciones españolas, el 25 de julio de 1817, Mac Gregor desembarca para tomar posesión de Amelia donde izó el amarillo, azul y rojo del tricolor patrio, presentando además su propia bandera blanca con una cruz verde… Este fue un duro golpe para Estados Unidos en sus planes expansionistas para dominar el tráfico marítimo del Golfo de México y su tráfico comercial por el Caribe.

Nace en Amelia una efímera República con división del Estado en tres poderes, con una Carta Magna moderna para la época; y el 29 de junio, las tropas de Mac Gregor sorprenden el fuerte de Fernandina que era el baluarte militar más importante que defendía la zona, y a su vez era la capital de la isla de Amelia, rápidamente toman la Isla sin mayor dificultad, y es rendida la Guarnición que estaba al mando de Don Francisco Morales, quien firma una Capitulación: respeto a las vidas de los soldados realistas que se entregaran como prisioneros de guerra, los cuales serian enviados a la Habana. Otro de los términos era que las vidas y propiedades de todas las personas amigas o enemigas serán sagrados e inviolables, y aquellos que no deseen unirse a la independencia, se les darán seis meses para vender o disponer de otra manera de su propiedad, dándole pasaporte libre a quien desee irse de la Isla.

Un centenar de patriotas bolivarianos que habitaban en la localidad de Cow Ford, hoy Jacksonville, se reúnen en la plaza de la ciudad para incitar a la población a proclamar la independencia de España y rechazar las pretensiones de Estados Unidos; es así como el 1º de julio se proclama la “República de la Florida”, a partir de lo cual se nombran las autoridades, se organiza la defensa, y se estructura el Gobierno local a cargo de José Iribarren, el venezolano Pedro Gual y el peruano Vicente Pazos Kanky.

Mac Gregor se apoyó, para dibujar el mapa geográfico de la nueva República, en el geógrafo italiano Agustín Codazzi, quien venía de un largo periplo por países de Europa, y ya había participado con Francisco de Miranda en la toma de Pensacola en 1781, en el extremo Norte de La Florida: En esa acción Miranda se desempeño como Capitán del Regimiento de Aragón y edecán del Capitán General de Cuba, Juan Manuel Cajigal, actuando a favor de España bajo el mando de Bernardo de Gálvez, para derrotar la colonia británica, ya que España y Estados Unidos eran aliados. Miranda tuvo que escapar de Cuba al ser acusado de facilitar información de las defensas habaneras a los británicos.

Mientras tanto en el Congreso de Estados Unidos, James Monroe denunciaba los hechos de La Florida como un acto de piratería que convirtió la península en un reducto de contrabandistas y criminales. Era la desesperación de desacreditar la genialidad de Bolívar, para justificar una intervención armada en una República independiente.

El trabalenguas del destino hizo que esos territorios que fueron conquistados para España, gracias a la pericia militar de un venezolano, Miranda, ahora eran rescatados del yugo español por la genialidad de otro venezolano, Simón Bolívar, en remembranza a la gesta de Pensacola, pero que ahora, en lugar de la bandera española se enarbola el tricolor que Miranda llevó a las costas de Ocumare en su intento de liberar a Venezuela, para que el amarillo, azul y rojo de la revolución bolivariana ondeara los cielos de Norteamérica, junto con la bandera de La Florida.

Bolívar constituía el Ideal Revolucionario que el pueblo celebraba en las calles de la nueva República que se dibujaba en Norteamérica. ¡Ya nada se podía hacer! La noticia fue publicada en los principales diarios en grandes titulares: ¡¡¡NACE LA REPÚBLICA DE LA FLORIDA!!!

España había perdido un bastión y Estados Unidos la oportunidad de anexarse este territorio. Los oficiales y demás personalidades designados por el Libertador: Luis Aury, Mac Gregor, Pedro Gual, el general de Brigada Lino de Clemente y Palacios, Germán Roscio, Agustín Codazzi y Vicente Pazos Kanky, constituidos en un Junta de Gobierno Provisional, convocan a elecciones para legitimar el nuevo gobierno revolucionario que se instalaba.

De inmediato el gobierno provisional designa a Germán Roscio para seleccionar a los integrantes del cuerpo constituyente que legitimará los poderes públicos que requiere la nueva nación, para sorpresa de Fernando VII que perdió un importante bastión realista, y asombro de James Monroe en sus planes de apropiarse de la península, y donde ambos se habían confabulados para derrotar la Revolución Bolivariana.

Bolívar constituía el Ideal Revolucionario que el pueblo celebraba en las calles de la nueva República independiente de La Florida… ya nada se podía hacer..! España había perdido un bastión en Norteamérica y Estados Unidos la oportunidad de anexarse este territorio

Lino de Clemente es designado por Bolívar como representante diplomático de la nueva República ante el gobierno de Washington, para hacer valer los derechos de la nueva nación. Gracia a estos próceres de la emancipación, surgió la República de La Florida como nación libre e independiente.

Los oficiales venezolanos designados por el Libertador: Mac Gregor, casado con una sobrina de Bolívar, doctor Pedro Gual, el nativo de Petare; el General de Brigada Lino de Clemente y Palacios, quien fue cuñado de Bolívar; Germán Roscio, Agustín Codazzi y Vicente Pazos Kanky, constituidos en un Junta de Gobierno Provisional, convocan a elecciones para legitimar el nuevo gobierno revolucionario que se instalaba en Florida.

Conforme a los planes, designan las autoridades civiles y militares; y de inmediato se organizan para elaborar la Constitución de la nueva República, donde Roscio se encarga de seleccionar a los integrantes del cuerpo constituyente que se encargará de redactar la Carta Magna de Florida. Provisionalmente se estableció un gobierno democrático dirigido por el venezolano Pedro Gual y el peruano Vicente Pazos Kanky, periodista patriota, activista y sacerdote de padres indios.

Por su parte, Bolívar celebra la rebelión civil que había depuesto a los españoles, y que en un gesto de arrogancia infinita, sus habitantes se habían declarado independientes, para sorpresa de España y asombro de los norteamericanos que pretendían apropiarse de esa franja territorial, tal cual hicieron con Luisiana.

Gracia a estos próceres de la emancipación bolivariana, surgió la República de Florida como nación libre e independiente; y que gracias a ello, el mundo conoció la hipocresía del presidente de los Estados Unidos en contra de las incipientes naciones que luchaban por su independencia; tal cual quedó evidenciado, cuando en momentos en que sucedían esos hechos trascendentales para los habitantes de la Florida, las tropas del Libertador capturan en el Orinoco dos embarcaciones con bandera estadounidense que llevaban municiones y pertrechos a los españoles que combatían en la Guayana venezolana… Fueron las goletas norteamericanas Tigre y Libertad, que violando el bloqueo marítimo impuesto por Bolívar, intentaban introducir contrabando de guerra para el enemigo.

Aunque los barcos que surcaban aquellos mares encontraban en los puertos norteamericanos tanto protección como ayuda, el gobierno de los Estados Unidos, al suceder en la presidencia, en marzo de 1817, James Monroe a James Madison, aseveró en su hipócrita relación con las naciones del hemisferio: “Que nada tenía que ver con tal ayuda. Los negocios que allí se celebraran con los rebeldes constituían especulación privada, contra la cual bien podía protestar España por la vía diplomática, pero que de ninguna manera justificaba una acción de guerra”

Para los Estados Unidos, la República de Florida representaba un obstáculo en sus buenas relaciones con España, además que impedía los planes expansionistas de Norteamérica, por lo cual, el presidente Monroe, argumentando que se trata de una acción destinada a apresar bandoleros y piratas que invadieron la zona, pide autorización del Congreso para incursionar en territorios de la Florida, y ordena a sus ejércitos ocupar Amelia que estaba en poder de los “mexicanos de Aury”, en momentos en que en se llamaban a elecciones para formar un gobierno autónomo.

El imperio estadounidense hizo lo que siempre ha hecho para imponer sus dominios en el planeta, tomar territorios y esclavizar a los pueblos

 Gracias a esta sagacidad de Bolívar, el mundo conoció la hipocresía del presidente de Estados Unidos en contra de las incipientes naciones que luchaban por su independencia; tal cual quedó evidenciado, cuando en momentos en que sucedían esos hechos trascendentales para los habitantes de la península, el Comandante Brión captura en el Orinoco dos embarcaciones con bandera estadounidense, que llevaban municiones y pertrechos a los españoles que combatían en la Guayana venezolana. Son las goletas norteamericanas Tigre y Libertad, que violando el bloqueo marítimo impuesto por Bolívar, intentaban introducir contrabando de guerra para el enemigo. De inmediato el Libertador ordenó confiscar las naves, lo que motivó una confrontación diplomática que reclamó el emisario estadounidense, John B. Irving, a quien Bolívar recriminó duramente:

«Las goletas mercantes Tigre y Libertad, pertenecientes a los ciudadanos de Estados Unidos del Norte, han intentado y ejecutado burlar el bloqueo y el sitio de las plazas de Guayana y Angostura, para dar armas a unos verdugos y para alimentar a unos tigres que por tres siglos han desangrado la mayor parte de la sangre americana. No son neutrales los que prestan armas y municiones de boca de guerra a unas plazas sitiadas y legalmente bloqueadas. Si yo me equivoco en esta aserción tendré grande satisfacción de reconocer mi error»

«Las goletas mercantes Tigre y Libertad, pertenecientes a los ciudadanos de los Estados Unidos del Norte… han intentado y ejecutado burlar el bloqueo y el sitio de las plazas de Guayana y Angostura, para dar armas a unos verdugos y para alimentar a unos tigres que por tres siglos han desangrado la mayor parte de la sangre americana… No son neutrales los que prestan armas y municiones de boca de guerra a unas plazas sitiadas y legalmente bloqueadas»

Para el Presidente Monroe, la arrogancia y osadía de Bolívar representaba un obstáculo en sus buenas relaciones con España, además que impedía los planes expansionistas de Norteamérica, razón por la cual el acto no fue interpretado como un proceso emancipador por la independencia, sino fue denunciado por Washington como una acción de piratas y bandoleros. De inmediato se activó una campaña mediática en contra de Bolívar, al momento en que Monroe pide un derecho de palabra ante el Congreso para criticar la acción de los venezolanos:

«Los fundadores de la nueva República son unos bandoleros, aventureros, fugitivos internacionales piratas y esclavos fugados, que no habían establecido un nuevo gobierno, sino un centro de piratería que propicia el contrabando y la rebelión de los indios Seminolas contra los Estados Unidos»

Amparados en las mentiras, Monroe libró orden de captura al general Mac Gregor, y pide autorización al Congreso para incursionar militarmente La Florida, donde inventaron un incidente para justificar una acción militar: El crucero de guerra estadounidense “Saranac”, al mando de John Elton, aborda e incendia el buque venezolano “Tentativa”, afirmando que ha violado las aguas territoriales de Estados Unidos; luego el 22 de Diciembre 1817, bajo el mando de Andrew Jackson, el Comodoro Henley y el Mayor Bankhead toman la isla Amelia y desalojan a los venezolanos en tierra firme, para fundar Jacksonville.

Esta acción criminal, borrada de la historia y de la consciencia de las nuevas generaciones, es la demostración de lo que será la conducta de Estados Unidos, cuando James Monroe y su Secretario, John Quince Adams, dijeron al mundo: «América para los americanos»; fue lo que sucedió en La Florida, cuando desplegaron todo su poder militar, que en palabras de general Andrew Jackson «osó declararse libre e independiente» gracias al genio del Libertador Simón Bolívar, argumentando lo que hasta ahora se recuerda de esa acción:

«Fue un acto legítimo de Estados Unidos para expulsar a los bandoleros y piratas que se encontraban en Amelia y Fernandina, haciendo de las suyas en vandalismos y fechorías»

¡La naciente República vivió 67 días de independencia! cuando cedió al despliegue militar de tropas estadounidense apoyadas por un contingente español procedentes de Cuba. Andrew Jackson, desembarcó en Amelia y de allí se dirigió a Fernandina para someter a sus autoridades legítimamente constituidas. El Gobierno Provisional de La Florida se rindió el 23 de diciembre de 1817 y la bandera estadounidense reemplazó la bandera en Fernandina y Cow Ford (actual Jacsonville), al momento en que el Presidente de Estados Unidos se dirigía al Congreso:

«Los corsarios que fueron apresados obraban en nombre de los Gobiernos de Venezuela y Nueva Granada, que no existen como tales sino como focos revolucionarios en las Antillas y en los llanos de Casanare y el Orinoco»

Los Estados Unidos de manera ilegal y violentando el derecho de autodeterminación de los pueblos que justificó la propia independencia de los Estados Unidos, invadieron la nueva nación que se dibujaba en el mapa de América, expulsaron a los venezolanos, y por la fuerza, tomaron posesión de esos territorios que demandaban los ingleses, reclamaban los españoles, ambicionaban los norteamericanos, y que habían liberado los venezolanos bajo la legitimidad de la República de La Florida.

Para evitar la retaliación por ese acto de barbarie, arbitrariedad, ilegalidad e ilegitimidad cometido por los estadounidenses, Jackson fue designado Gobernador, y en su condición de máxima autoridad de la región, gestionó la transacción comercial para anexar la península de La Florida como un nuevo Estado en la simulación de una compra-venta a los españoles en 1819 por cinco millones de dólares.

La popularidad de Jackson adquiere perspectiva política con esta acción, y luego, cuando dirige las guerras indias contra las tribus creek, seminola y cherokee, que tuvieron como objetivo desplazar las tribus más al oeste, para permitir a los blancos colonizadores establecerse hasta el Misisippi en lo que se conoció como la “Conquista del Oeste”. A Jackson también se le debe la anexión de Texas como otro estado confederado a la Unión Estadounidense en 1837, cuyos territorios ancestralmente pertenecían a México, pero que de manera ilegal le fueron expropiadas a los mexicanos. Jackson, si bien goza de la admiración de los estadounidenses, para el resto del continente es un personaje inmerso en la barbarie que significó el aniquilamiento de las milenarias culturas americanas, cuando vociferaba ante el Congreso de los Estados Unidos:

«El único indio bueno es el indio muerto»

La invasión de La Florida le valió a Jackson el apoyo popular en su país y el del Congreso en la estrategia para tomar La Florida; y con la aprobación del presidente Monroe y del secretario de Estado John Quincy Adams, gestionó el Tratado Transcontinental de 1819 conocido como el “Tratado Adams-Onís”, que forzó a España a entregar lo que le quedaba de su territorio colonial al sur de Norteamérica, a cambio de la cifra irrisoria de cinco millones de dólares que inclusive no fueron pagados, sino destinados a resarcir reclamaciones estadounidenses contra España, como una evidencia más de la confabulación estadounidense para invadir una República libre e independiente, como lo fue La República de La Florida. La mayoría de los sobrevivientes independentistas y el resto de población española en la península emigraron a Cuba, y la huella española acabó olvidada en lúgubres bibliotecas y gavetas de escritorios de historiadores ortodoxos, que se han dado a la tarea de elevar la figura de Andrew Jackson como genio militar y estadista, han desestimado la de Simón Bolívar como libertador de La Florida, y execrar la de Luis Aury, Gregorio Mac Gregor, Codazzi, Lino de Clemente, Germán Roscio y demás participantes en la gesta independentista, calificándolos de piratas y bandoleros, para que el tema de la invasión estadounidense a una nación libre e independiente durante la gesta emancipadora americana, quede en el olvido de la historia y las futuras generaciones.

El caso de la Florida es el primer ejemplo de la política de limpieza étnica que caracterizó la política expansionista de Estados Unidos durante el siglo XIX, con el exterminio de los timucuas y seminolas, como los nativos herederos de Florida, y que luego se extendió a otras regiones de la nación, hasta enclaustrar a los descendientes y auténticos herederos de la patria norteamericana, a Campos de Concentración llamados Reservas Indígenas: Cuando los colonizadores europeos llegaron a Norteamérica, había casi 12 millones de Nativo viviendo en los confines del territorio actual de los Estados Unidos. Eran conglomeraciones sociales organizadas en más de miles tribus diferentes o grupos familiares.

 

La mayoría de estos nativos murieron de enfermedades europeas transmitidas por los colonos. Los nativos sobrevivientes fueron empujados continuamente de un lugar a otro, mientras que los colonos invasores se apropiaban de más y más de las tierras de los indígenas para uso agrícola, ganadero y de desarrollo mineral, relegando a los sobrevivientes a determinadas zonas que hoy constituyen el último reservorio cultural de esa nación.

Pero lo que todo el dinero de los estadounidenses ni la manipulación mediática, que cambia la verdad y tergiversa los acontecimientos históricos, no podrán superar en su dignidad amancillada; y a pesar de los intentos frustrados de borrar la historia, es que un grupo de venezolanos y de extranjeros comprometidos con la emancipación americana, todos liderizados por la genialidad de Simón Bolívar, en algún momento de la historia de los Estados Unidos, tomaron posesión de territorios que hoy domina Norteamérica, para crear la República Bolivariana de Florida… y por lo tanto podemos decir con orgullo venezolano, que esos que hoy se dicen “maiameros”… ayer y por 6 meses se llamaron BOLIVARIANOS.

El Presidente de los Estados Unidos James Monroe, para lavar su cara ante la historia, en lo que significó la invasión de una nación que se había declarado independiente de España, descalifico la declaración de la República de Florida, acusando a los patriotas de piratas y mercenarios que habían incursionado la península, legítima de España, para saquear y robar barcos con bandera estadounidense.

Al General Mac Gregor se le libró una Orden de Captura, que lo obligó a irse a Inglaterra en donde organiza una expedición militar e invade a Panamá con seis buques y 500 hombres y hacer huir a los españoles, pero fue derrotado veinte días después, cuando es atacado por una fuerza española superior que contaba con el apoyo de la marina estadounidense.

En 1839, a los 53 años de edad, huyéndole a la desventura y a los acreedores, Mac Gregor se refugia en Venezuela, donde se naturaliza y el gobierno lo reincorpora al ejército venezolano, pagándole los sueldos caídos. Tras la muerte de su esposa, se dedicó al cultivo del gusano de seda hasta que finalmente muere ciego y con la gloria de haber sido el Libertador de Florida por ordenes directa de Simón bolívar.

En cuanto al Corsario Luis Aury, su final fue igualmente triste: se dirigió con su escuadra de 14 naves a Barlovento en Venezuela, con la intención de ayudar a Brión quien se veía atacado en la desembocadura del Orinoco por una fuerza muy superior venida de Cádiz para aplastar la armada republicana. A pesar de la acción exitosa y salvadora de Aury el almirante no profiere ni una palabra de agradecimiento, lo cual lleva al francés, desilusionado, a dirigirse a las islas de San Andrés y Providencia, de habla inglesa y religión protestante, pertenecientes a la Nueva Granada, pero abandonadas tiempo atrás por considerarlas heterogéneas.

400 hombres al mando de Agustín Codazzi toman posesión de Santa Catalina el 4 de julio de 1818

En el fuerte “La Libertad”, reconstruido por el ingeniero Agustin Codazzi, establece Aury su cuartel general y nombra secretario de Estado a Louis Perú de Lacroix, autor del célebre diario de Bucaramanga y quien años después se suicidaría en Paris. Por esos tiempos llegó a las islas el canónigo chileno José Cortés Madariaga, quien convence a Aury de retomar a la vieja idea de liberar Panamá y, dado que Venezuela y Colombia se encontraban sojuzgadas por Morillo, extiende una “Patente de Corso” en nombre de los Estados Confederados de Buenos Aires y Chile. La primera expedición se hace con éxito al fuerte de San Felipe en Honduras, recibiendo los Corsarios acto seguido la solicitud de ayuda del gobernador patriota de la provincia de Citara (Chocó), José María Cancino. Durante tres años, el ahora Almirante Aury, intentó obtener el reconocimiento de Bolívar mientras daba batallas por la libertad del Chocó, de Panamá y de las repúblicas Centroamericanas desde su nueva base de operaciones en las islas de Providencia y Santa Catalina. Al auxiliar a Cancino, Aury escribe al Vicepresidente Santander enviando desde Portovelo (Panamá) a Bogotá, primero a su edecán Francés Guillermo Eduardo Coutin y luego a su comandante italiano y futuro geógrafo Agustín Codazzi. En medio de manifestaciones de aprecio y respaldo del vicepresidente Santander, Bolívar insiste en rechazar la armada de hasta 14 naves del francés quien sigue librando batallas a favor de la que había adoptado como su nueva patria, Nueva Granada y en contra de los deseos del Presidente y del Almirante Brión, siempre opuestos a Santander quien envía una cálida respuesta a Aury: “si nos hemos equivocado en aceptar la cooperación de sus fuerzas navales, no nos hemos equivocado en creerlo siempre amigo y defensor de nuestra independencia. Es muy debido que yo presente a usted mis ardientes votos de gratitud y aprecio”. A Santander acompañaban en su aprecio por el marino Don Francisco Antonio Zea, Pedro Gual y el doctor Castillo y Rada.

Choco es uno de los 32 Departamentos de Colombia, localizado en el noroeste del país, en la Región del Pacífico colombiano, entre las Selvas del Darién y las cuencas de los ríos Atrato y San Juan. Si Colombia es el único país suramericano con costa en los dos oceános, el Chocó es el único departamento colombiano con costas en ambas aguas, el Océano Pacífico y el Océano Atlántico. Es igualmente el único departamento limítrofe con el antiguo territorio colombiano de Panamá.

Sólo en una ocasión, en 1819, ordenó Bolívar al General Montilla que admitiese al corsario Aury como Capitán de navío de la Republica, pero el francés no aceptó la designación por considerarse tan merecedor del título de almirante como Brión.

El 30 de agosto de 1821, a los 33 años, mientras practicaba la equitación, su pasatiempo preferido, Luis Aury cae de su caballo; herido de gravedad es visitado por Codazzi y seis días después muere en sus brazos en la isla de Santa Catalina donde, como único homenaje, el fuerte construido por Coduzzi aún lleva su nombre y sus descendientes su apellido. El 23 de junio de 1822, con el beneplácito de los franceses, fue proclamada la adhesión del archipiélago a la constitución de Cúcuta y las islas se convirtieron en el sexto cantón de la provincia de Cartagena.

Aury no dejó bienes de fortuna, puesto que todo lo entregó por la libertad de América, confirmando así que su lucha era patriótica y no económica como han querido hacer ver los historiadores ortodoxos. Agustín Codazzi y su amigo Ferrari llevaron a su hermana en Francia, sus cartas y documentos personales, que era el único bien que poseía.

Finalmente… la invasión a la República Bolivariana de Florida, la invasión de Texas y el exterminio de los nativos de Norteamérica, le valieron a Andrew Jackson la popularidad anglosajona y del Congreso de su nación, para ser elegido Presidente en 1829 como el séptimo Presidente de la nación del Norte.

El 30 de enero del 1835 sufrió un atentado de bala. Fue el primero realizado contra la vida de un presidente de los Estados Unidos de América. El atacante fue Richard Lawrence quien le disparó dos tiros en Washington D.C.

“El general americano Jackson ha tornado por asalto el fuerte de Pensacola, forzando a los habitantes a retirarse hasta de Barrancas, donde últimamente se habían refugiado; de este modo todas las Floridas españolas están en poder de los americanos del Norte”
Simón Bolívar
Angostura, 18 de agosto de 1818.
AL SEÑOR GENERAL PEDRO ZARAZA

REFLEXIÓN

Durante el gobierno de James Monroe, tropas venezolanas al mando de Simón Bolívar incursionan en La Florida para lograr su independencia, la cual duró 67 días, al cabo de los cuales el ejército republicano fue derrotado por el despliegue militar estadounidense al mando del general Andrew Jackson, quien se hizo acompañar por un contingente español venido de la isla de Cuba.

Para el momento en que Bolívar se dirigía a Santa Marta con un poderoso ejército, el presidente de los Estados Unidos era Andrew Jackson, quien sabía de la férrea personalidad indoblegable del Libertador para lograr imposibles, como lo había demostrado al liberar de España la península de La Florida, y al iniciar, acantonado a miles de millas en la incipiente Angostura, una ofensiva para liberar las actuales Colombia, Venezuela, Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia, y cuya odisea fue digna de toda la admiración y de todos los elogios. Baste con mencionar los de José de San Martín y Pablo Morillo:

«En cuanto a los hechos militares de ese General Bolívar, puede decirse que le han merecido, y con razón ser considerado como el hombre más asombroso que haya producido la América del Sur. Lo que le caracteriza por sobre todo y forma, por así decirlo, su sello especial, es una constancia a toda prueba, que se endurecía contra las dificultades, sin dejarse jamás abatir por ellas, por grandes que fueran los peligros a que se hubiese arrojado su espíritu ardiente»- San Martín.

«Alma indomable, a quien le basta un triunfo, el más pequeño, para adueñarse de quinientas leguas de territorio. Bolívar es el jefe de más recursos y no hallo cómo ponderar su actividad. Mucha fuerza se necesita para vencer a estos rebeldes que no desmayan con ninguna derrota y que están resueltos a morir antes que someterse. Nada es comparable a la incansable actividad de este caudillo. Su arrojo y su talento son sus títulos para mantenerse a la cabeza de la revolución y de la guerra. Bolívar es la Revolución».- Morillo.

Esto conlleva a la sospecha de que Andrew Jackson ordenó la captura del Libertador cuando se trasladaba hacia Santa Marta, para lo cual destacó la nave de guerra “Grampus” con la misión de apresar a Bolívar y conducirlo en calidad de prisionero a Santa marta donde sería asesinado. Ver La Carta “que cambiará la historia” en el siguiente Link:

http://jorgemier.com/libro-la-carta/

2 comentarios

  1. […] República Bolivariana de FLORIDA […]

  2. Me parece muy interesante deberia de escribirse màs del tema .Saludos


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • PRESENTACION

    Son libros editados por Jorge Mier Hoffman en el transcurso de 25 años de estudio e investigación de diversos temas de la evolución americana en todas sus manifestaciones: científicas, culturales o históricas. Los libros pueden ser leídos en esta Sección, pulsando el Índice que se encuentra en la franja izquierda; algunos de los cuales están estructurados en Partes para simplificar y facilitar la lectura.
  • Entradas recientes

  • Blog Stats

    • 154,925 hits
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores